jueves, 5 de febrero de 2009

LO MEJOR DEL PERIODISMO COLOMBIANO

¿Justicia o violencia?

‘un ser humano que recibe una patada en la yugular y en vez de aparentar cortesía tiene la oportunidad de desquitarse, resulta menos peligroso porque se libera de odios futuros’

Ésta es una de las aseveraciones con las cuales el árbitro Pereirano Guillermo ‘el chato’ Velásquez sustenta su comportamiento en la cancha en sus tiempos de juez del fútbol profesional.

Como él, varias personas independientemente del oficio o profesión que desempeñen, en momento de ira reaccionan de forma violenta, hecho del cual posteriormente se arrepienten o talvez lo sigan afianzando como herramienta de defensa, tal como parece demostrarlo ‘el chato’ al sonreír recordando lo que protagonizó.

Quizá el reaccionar de esta manera es una forma de desahogo, que es juzgada por las miradas de muchos espectadores que al ser testigos de estos casos generan sus propias reacciones y por lo tanto, en algunos casos termina todo en riñas.

Actualmente en los campeonatos de fútbol Colombiano no han sucedido escenas de golpizas entre jugadores y árbitros; sin embargo, si ha habido, en las canchas, fuertes reclamos y vociferadas de jugadores, cuando ellos consideran que la decisión del juez fue desacertada.

De esta manera, los errores de los árbitros al pitar faltas inexistentes o permitir la ejecución de una acción cuando verdadera mente hay infracción a llevado a expulsar jugadores y con ello a perjudicado a equipos, y por ende, esta situación, crea resentimientos, los cuales han desencadenado en violencia entre las barras bravas o hinchada de los equipos.

Así pues, los árbitros como cualquier otro personaje cuyo resultado de su labor desempeñada sea de interés general, son un ejemplo social tanto para generaciones presentes como para sus descendientes, es por eso que al reaccionar de forma grosera o al tratar de solucionar alguna problemática con base en los golpes, las patadas o los insultos, lleva a generar desequilibrio, peligro y violencia, por eso, la actitud o talvez costumbre del ex – boxeador Velásquez, es una forma repudiable de comportamiento, que sirve como punto de motivación o disculpa para quienes fuera de los estadios generan desorden y terror.

4 comentarios:

pipebp dijo...

Sabe o se nota que maneja un lenguaje claro y entendible para dar a conocer puntos de vista con respecto a temas que los contextualiza de una buena manera, hubo un par de errores ortográficos pero q no afectan la escencia de la opinión. Muy buena

Ling dijo...

Es agradable la manera de escribir, porque se contextualiza el tema a opinar y además refieres temas que van de la mano como lo de las hichadas y la improtancia de un juez no solo en la cancha sino en el país...en el país de los que aman el fútbol.

se nota que has leído "el árbitro que expulsó a pelé", aunque sería interesante que refieras el nombre del texto y el autor para ubicar a los lectores.
Tatiana Castillo

Xime dijo...

Geovani: genial!!! me encanta este escrito. El lead de tu columna me engancha inmediatamente. Felicidades, futuro periodista.

alef¡ dijo...

Interesante como manejas el tema, la información es clara, lo cual contextualiza al lector, pero no olvides señalar la procerdencia del artículo, ya que ésto ubicará mejor a tus lectores.